¡Hazle una limpia a tu clóset!

Más que para alejar esas malas vibras que te hacen cometer crímenes de la moda, una limpia de clóset te sirve para sacar toda esa ropa que ya ni usas.

Nada más piensa en todo ese espacio que puede ser ocupado por prendas de temporada. Así que tómate la tarde libre y sigue estos consejos para ordenar tu guardarropa:

  1. Esa blusa blanca (o mejor dicho, rosa) que lavaste junto con unos calcetines rojos tiene que irse sí o sí. También es hora de decir adiós a todas las prendas que estén gastadas y maltratadas. Tal vez algunas hasta tengan valor sentimental para ti después de tanto uso pero puedes encontrar nuevas prendas a las cuales darle amor.
    1. Si tienes prendas que te quedan un poquito grandes, considera mandarlas a arreglar antes de deshacerte de ellas. Puedes usar toda tu creatividad para renovar esa camiseta básica a la que creías que no podías sacarle más provecho o cambiarle los botones a un suéter 'aburrido'.
    1. Acéptalo, nunca te vas a poner esa prenda que ya lleva más de un año en tu clóset con la etiqueta puesta. Si no ha pasado de moda, úsala ya o regálasela a una de tus amigas a las que sabes que sí le va a encantar y no la va a dejar olvidada por ahí.
    1. Ya que hayas decidido con qué te vas a quedar, separa la ropa por categorías. Puedes hacerlo por colores o según la ocasión. También revisa qué prendas deben de ir colgadas para que no se maltraten y cuáles tienes que doblar para acomodarlas en tu clóset.
    1. Cuida que tu clóset y todo lo que pones en él (ropa, zapatos y bolsas) estén siempre limpios. Recuerda que ese también es tu espacio y puedes decorarlo para inspirarte todos los días al escoger un outfit.

     Ahora sí, pon tu música favorita y ve a hacerle espacio a toda esa ropa nueva.


    Compartir esta publicación


    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados